GRANJA DE LANGOSTAS

Miembro de una familia de mar por generaciones y un profundo conocimiento de la misma, es lo que llevó a Salvador Vidal, fundador del Restaurante Lorenzillo’s, a desarrollar una idea visionaria y responsable construyendo meses después del paso del huracán Gilberto en 1988, la granja de Langostas en la Costa de Punta Sam frente a Isla Mujeres. Estas únicas instalaciones en México que comenzaron con una capacidad muy modesta, hoy en día albergan hasta 20,000 organismos. Leer más...

Esta granja cumple con diferentes funciones, siendo las principales el haber contribuido a revalorizar la especie de langostas de la región (Panulirus Argus) ya que a partir de que Lorenzillo’s comienza a comercializar la especie viva se aprovecha la totalidad del recurso incrementando con ello su valor, ya que anteriormente solo se aprovechaba la cola, esto conlleva una mayor derrama económica a la comunidad de pescadores.

Al regular la recepción en la granja solo a organismos mayores a un kilo de peso, se ayuda a la reproducción mayor de la especie, ya que estas langostas han pasado por diferentes estadios reproductivos y anteriormente al capturar animales más jóvenes, estos no alcanzaban dichos estadios por razón natural. Y el punto más importante a lo que la Granja ha contribuido, es que al haberse desarrollado la pesca a través del sistema de trampas se ha disminuido en una forma significativa el número de accidentes por descompresión entre los buzos, ya que ahora desciende a las profundidades el arte de pesca y no el hombre, dando con este resultado que se preserve la vida humana, así como la tranquilidad y seguridad de las familias de las comunidades pesqueras.

Es importante también mencionar que todo lo anterior ha desarrollado una mejor cultura pesquera, seria y responsable, pues los pescadores han creado conciencia de lo importante que ha sido el resultado de todas estas acciones en la conservación de la especie.

Estas bellas instalaciones se encuentran ubicadas en el Km. 4 del viejo y pintoresco camino que lleva a Punta Sam.

Esconder

LEYENDA DEL PIRATA

Cuenta la leyenda que por allá del 18 de Mayo de 1683, en las costas de la Villa Rica de la Veracruz, un pirata francés cuyo nombre era Lorenzillo y su compañero de correrías Agramont desembarcaron en el puerto, después de navegar durante meses, y sólo comiendo pescado salado, esperando encontrar el mejor restaurante para poder satisfacer su exigente paladar. Leer más ...

Y fue para desgracia de los veracruzanos que no pudieron satisfacer los gustos gastronómicos del citado pirata, el cual, en un arranque de ira saqueó la ciudad, pasando a cuchillo a prominentes miembros de la alta sociedad de esa época.

En 1979, 296 años después de aquel asalto a nuestras costas, Lorenzillo´s abrió sus puertas sirviendo la mejor comida del Golfo y del Caribe, lógicamente sólo como precaución por si algún pirata hambriento visita nuevamente nuestras costas…

Esconder

Derechos reservados Lorenzillo's. 2013